Abundan casas abandonadas en Las Pilas

0

 

 

Cubierta casi en su totalidad de casas abandonadas que sirven para albergar a malvivientes y drogadictos; inseguridad, fallas en el alumbrado público, vandalismo y pavimentación, son algunos de los problemas que desde hace más de 20 años afectan a los habitantes de la colonia Las Pilas, que se ubica al sur de la ciudad.

Una colonia sumida en el abandono de las autoridades, porque carece de muchos servicios básicos como, pavimentación en la mayoría de sus calles, agua potable, alumbrado público y servicio de transporte al interior de la colonia, esto no representa un obstáculo para que gente lleve a cabo sus labores cotidianas de manera normal, pero si representa una necesidad prioritaria para los vecinos.

 

Debido a la condición de la colonia que provoca una sensación de «pueblo viejo», por el estilo de las casas y sus vialidades de tierra, casi a diario se presentan fugas de agua por la profundidad de las calles y tener tuberías viejas.

Durante la temporada de lluvias, las calles suelen convertirse en lagunas gigantes, esto, por el agua que baja del Cerro de la Campana, y que afecta a los vecinos porque se mete a las casas debido a que las viviendas se encuentran edificadas en las faldas del cerro».

«Hace un tiempo pavimentaron una calle y prometieron pavimentar el resto de la colonia, pero no hicieron nada, todavía a la fecha estamos esperando a que echen el pavimento», manifestó el señor José Alfredo.

A simple vista, los caminos parecen de terracería, el terreno está desnivelado y tiene surcos lo que dificulta el acceso de vehículos en algunos puntos, además de que la tierra se encuentran muy suelta, lo que ha acarreado problemas respiratorios a algunos vecinos, por el polvo que se levanta con el viento y los vehículos.

Otro problema, es la falta de contenedores de basura, toda vez que se acumula muchos desechos en la vía pública y los menores les prenden fuego, con el riesgo de quemarse y provocar un incendio, por lo que piden la colocación de contenedores para evitar la contaminación de calles por estos desperdicios.

 

Casas abandonadas

 

La colonia está cubierta de casas abandonadas, la mayoría de ellas casi destruidas por el paso de los años, las cuales ya no tienen puertas, ventanas, ni cableado eléctrico, mismas que han sido vandalizadas y desmanteladas por los malvivientes del sector, quienes se meten a rayar las paredes, quemar cosas, drogarse y buscan algo que puedan llevarse.

En estas viviendas representan un peligro para los habitantes de los alrededores y los indigentes que se meten a dormitar y los mismos vagos, por las pésimas condiciones en que se encuentran las propiedades, porque les pueden caer encima el techo o las paredes.

Estas casas también son utilizadas como basureros clandestinos por algunas personas que arrojan todo tipo de basura, restos de muebles, cubetas, botellas y trozos de ropa al interior y exterior de la construcción.

Los vecinos han solicitado al Ayuntamiento a través del área de Protección Civil el derrumbe de estas propiedades que representan un peligro para los residentes de la colonia, pero las edificaciones siguen ahí y el riesgo es latente.

«Así como hay mucho vago, también hay mucho indigente que se mete esas casas abandonadas y no miden el peligro de que pueda caerles un pedazo de techo encima o que les piquen algún animal por la cantidad de basura que tiran ahí», comentó el señor Jesús, quien tiene más de 20 años habitando en esa colonia.

 

Piden construir un parque

 

Un llamado a las autoridades a derrumbar esas construcciones sin dueño y levantar en su lugar una plaza o parque con juegos infantiles para que los niños puedan jugar y practicar algún deporte, hicieron los vecinos.

«Hay una cancha deportiva donde los jóvenes juegan basquetbol, pero no tiene juegos para los niños, eso es lo que hace falta aquí, los niños necesitan un lugar donde jugar y correr sin ponerse en peligro como la orilla de la calle… ahí deben prestar atención las autoridades, en construir parques y áreas verdes donde los menores puedan desenvolverse, sin correr sin riesgo de ser atropellados por un vehículo», comentó la señora Cecilia.

 

Poca vigilancia y falta de alumbrado público facilita robos

 

La falta de alumbrado público en algunos lugares de la colonia, principalmente en la parte alta, donde hay muchos callejones, ayuda a los malvivientes a cometer robos, principalmente a los menores que salen de la escuela por la tarde y que tienen que pasar por el bulevar Serna, el cual cuenta con poca iluminación.

«Tenemos que estar muy pendientes de los niños a la hora de salida de la escuela, porque hay mucho ratero, se han dado algunos casos donde les han quitado hasta los zapatos. La policía casi no entra apara acá porque hay mucho callejón donde se pueden esconder los malvivientes y les tienen miedo», comentó.

Señalaron que la vigilancia que se tiene en dicho sector no es suficiente, por lo que piden que se aumenten los rondines para alejar a los drogadictos de aquí.

A decir de los vecinos, malvivientes de diferentes sectores los que se juntan principalmente cuando se mete el sol, ante lo cual han tenido que cuidar a sus hijos y estar pendientes cuando salen de la escuela, para evitar que se les acerquen por temor a que los asalten o los hieran con algún arma como se ha registrado en otras ocasiones.

 

Aumenta vandalismo

 

Otra de las problemáticas que ha aumentado en ese sector de la ciudad, es el vandalismo que ha ido en aumento con los años.

Los jóvenes ociosos, han tomado como lienzo las casas abandonadas, las bardas y rejas de viviendas y comercios, incluso las mufas de la luz, lo que con el paso de los años ha generado mala fama a la colonia.

«Este problema lo hemos tenido desde hace muchos años, no es nuevo, son grupitos de vagos los que rayan con aerosol las paredes, ya estamos cansados de esto y queremos que las autoridades hagan algo, no podemos estar pintando a cada rato cada vez que se les da la gana a estos malviviente rayar por todos lados y lo peor es que si lo hacemos porque se ve mal…ya es tiempo que las autoridades hagan algo, para eso pagamos impuestos, que hagan su trabajo como se debe, eso queremos», expresó el señor José Alfredo.

El vandalismo impera en las calles de Las Pilas, donde los vagos incluso se han robado el cableado eléctrico y tubería de cobre de viviendas y postes de alumbrado público. Los vecinos piden que se incremente la vigilancia policiaca, si bien no erradicar el problema, disminuirlo lo más posible, así como los robos y daños por vandalismo en ese sector.

 

 

 

 

Compartir.

Deje una respuesta