Dedica Natalia Lafourcade concierto a su madre

0

 

Una noche para celebrar el día de las madres junto con amigos fue el que la cantante Natalia Lafourcade ofreció el viernes con el Teatro Metropólitan lleno.

Tras un video en la pantalla detrás del escenario, que estaba repleto de instrumentos y un altar dedicado a Agustin Lara, la compositora salió a las 20:45 horas portando un conjunto negro con blanco para interpretar “Farolito” al ritmo de su guitarra y acompañada del bandoneón.

 

“Buenas noches Metropólitan, ¿cómo están? Qué bueno que están aquí esta noche acompañándome. Me siento emocionada en mi corazón, en mis rodillas que me tiemblan y tengo el alma vuelta loca en este momento; preparamos este show especialmente para celebrar a las mamacitas, así que espero de todo corazón que la pasen muy bien”, saludó para continuar con una versión acústica de “María Bonita” e implementar a su banda en “Piensa en mí”.

En un concierto dedicado a su mamá y su abuela presentes, incluyó en su repertorio “La fugitiva”, “Mujer divina”, que entre aplausos cantó junto al primer invitado de la noche, Yayo González (Paté de Fuá), y una de sus canciones preferidas de Lara: “Amor de mis amores”, en donde presentó en el escenario a Joy (Jesse & Joy), junto a ella en el piano.

Una banda que formó parte de sus influencias musicales también se hizo presente, puesto queMeme y Quique Rangel, de Café Tacvba, estuvieron en “Imposible” y posteriormente en “Limosna”, mientras que Leonel García participó en el tema “Azul”.

“Se siente bonito compartir música con amigos que tanto quiero y admiro. Gracias chicos por venir, es un agasajo esto y ahora seguimos con los viejos tiempos”, expresó Natalia para dar pie a la segunda parte de su show, que incluyó algunos éxitos que la hicieron reconocida como “Amarte duele”, “Casa”, “Elefantes”, “Te quiero dar”, “Un pato”, que fue de las más cantadas, y “En el 2000”.

Tras un descanso, volvió nuevamente al escenario con un vestido gris brilloso y dos bailarinas poniendo nuevamente el ritmo con “Coplas Guajiras”, “Morir y renacer” y “Oración Caribe”.

“Compartir la música de Agustín Lara es una fiesta, creo que debe sentirse contento donde quiera que esté porque es una fiesta para él. La primera vez que me presenté en este teatro era adolescente y no sabía nada, tenía dos Metropólitan llenos y estaba deprimida. Pero ahora han valido la pena los años de lucha y entrega para la música”, confió antes de “Si no pueden quererte”, para armar una fiesta de baile con “Aventurera” con todo el público bailando y a dueto con Juan Manuel Torreblanca, hecho que anunciaba el principio del fin.

 

“Ella es bonita” y “Cursis melodías” daban por concluido el show de poco más de dos horas de duración, más la noticia por la espera de un próximo disco, pero los gritos de otra la hicieron regresar con un tema que compuso con ayuda de sus fans en Twitter e inspirada en el movimiento estudiantil Yo Soy 132, donde aprovechó para pedir mantener el espíritu para que las cosas cambien en México con “Un derecho de nacimiento”.

 

Compartir.

Deje una respuesta