Hablando Franco

0

 

La irresponsabilidad al conducir principal causa de accidentes 

La madrugada de este jueves en Caborca fallecieron dos hermanos, luego de que el vehículo que tripulaban se impactó por alcance con otro, cuyo conductor huyó del lugar, esto es, ya son cinco las víctimas fatales que dejan los accidentes en las carreteras de Sonora, en los últimos dos días.

Y del percance se puede responsabilizar a medio mundo, autoridades, mala condición de la carretera, falta de señalamientos, fallas mecánicas, etcétera, siempre habrá una larga lista de justificaciones, pero a fin de cuentas, si uno conduce responsablemente las posibilidades de accidentes disminuyen en forma por demás dramática.

Si usted es responsable y revisa su carro antes de salir, si es responsable y respeta los límites de velocidad y no conduce cansado ni bajo los efectos de las drogas y el alcohol, si es responsable y va por su carril y al pendiente de la carretera, aunque no haya señalamientos alcanzará a ver desviaciones o cómo viene el conductor de enfrente.

 

Esto es todo depende de que hagamos nuestra parte, algo tan sencillo como ser una persona responsable, sin embargo, muy pocas personas lo hacen.

 

La carretera a Bahía Kino sólo tiene un carril de ida y otro de venida

 

Ayer viajé a Bahía de Kino, por cuestiones de trabajo, no porque se lo esté presumiendo y como siempre ocurre cuando transitamos por la carretera 100,  que nos lleva a ese destino, tenemos que aguantar las mentadas de progenitora, bocinazos y demás, ya que circulamos por el ÚNICO carril que tiene la rúa y muchos de los otros automovilistas, quieren que uno se orille hacia el área de acotamiento, ya que lo confunden con otro carril.

Para colmo, la gran mayoría de los automovilistas van “como alma que lleva el diablo”, dirían las abuelas, ya que superan por mucho los 90 kilómetros por hora permitidos en algunos de los tramos y le meten el acelerador hasta los 130 o más kilómetros por hora.

Tanto de ida como de venida, observamos a los agentes colocados en los 10 puntos de observación, sin embargo, no vimos que le dijeran a los que iban por el acotamiento que lo hiciera por el carril.

Incluso, de regreso, a la altura del kilómetro 34 ó 35 estuvimos a punto de ser aplastados por un tráiler, que acababa de pasar un punto de revisión y ya iba rebasando por el carril contrario, que era por el que veníamos, así que prácticamente tuvimos que salirnos de la carretera para cederle el paso.

Y como los malos ejemplos cunden, tras del pesado vehículo iban otros dos automóviles “aprovechando la recta”, esto es, que les iba abriendo paso, aún y cuando fuera en sentido contrario, en insisto, conduciendo en forma temeraria e irresponsable.

Cabe señalar que nosotros hicimos el respectivo reporte en el punto de revisión u observación ubicado en el kilómetro 33, en donde el oficial, se limitó a decir que pasaría el reporte a sus compañeros del punto de la calle Cero, quien sabe si lo habrá hecho.

Por suerte, hasta el cierre de esta colaboración no habíamos recibido reportes de accidentes fatales en esa rúa, por lo que al menos hay que agradecer al Creador, que no se haya teñido más de rojo este de por si accidentado periodo vacacional, al menos en lo que concierne a esta carretera.

En cuanto a nuestra estancia en Bahía de Kino, cada vez que vamos regresamos más decepcionados al ver como los particulares, muchos de ellos extranjeros, se han apropiado de la llamada playa de los hermosillenses, de la que ya queda muy poco.

Nos tocó ver gran cantidad de familias y en la mayoría de ellas, la gran parte de sus miembros estaban ingiriendo alcohol, que sabemos es el gran detonante de muchos problemas familiares y de accidentes.

 

Por lo pronto este viernes nos daremos la vuelta por rumbo de San Pedro y llegaremos hasta Ures, para ver cómo está el tráfico y la situación por aquél rumbo, para platicarle posteriormente como nos fue.

 

Compartir.

Deje una respuesta