En Pocas Palabras

0

 

Que descuenten el día no laborado a los diputados y los días de paro de la Unison a los del STEUS 

Así como no se les pagó el día no trabajado a los trabajadores de la Universidad de Sonora, también a los 33 diputados del Congreso del Estado se les debería descontar un día de trabajo por no asistir a la sesión de la Cámara, como es su obligación. Independientemente los pretextos que exponen los legisladores del PAN y PRI, lo cierto es que no se reunieron en el Pleno al mismo tiempo y, por tal motivo, no se pudo sesionar por falta de quórum… ¡Qué vergüenza!

 

La primera reunión del primer período de sesiones del año no se pudo celebrar el pasado martes por la irresponsabilidad de los 33 diputados que conforman el Congreso del Estado, que no se presentaron a la sesión al mismo tiempo para que pudiera haber quórum a la hora de pasar lista. Esto es común en la actual legislatura, ya que los legisladores no representan realmente el sentir de la ciudadanía, sino de sus compromisos de grupos y partidista…Esa es la verdad del asunto.

Ahora hay que esperar la próxima sesión – este jueves a las 10:00 de la mañana- para ver qué pretexto ponen para no presentarse a trabajar. Así como a los trabajadores de la Unison no se les pagó el día que no trabajaron, con los diputados deberían de hacer lo mismo, destinando ese ahorro de la cámara para obras de beneficencia pública. Los diputados solo “trabajan” seis meses del año, dos veces a la semana, que significan ochos días al mes, unos 96 días al año. ¡Qué a gusto!

La ciudadanía no debería de aguantar tanto a los diputados, ni a los trabajadores y maestros de la Unison, porque hacen lo que les viene en gana sin que nadie le diga nada. Son servidores públicos que no respetan a sus patrones – el pueblo-, por lo que es necesario un correctivo, descontándoseles el día no laborado a los legisladores y los días en paro de la Universidad a los trabadores sindicalizados del Steus, solo así se podrían ir componiendo las cosas.

Que se le pida la opinión al pueblo de Sonora para que las autoridades sepan realmente lo que piensa la gente, porque no es posible que la máxima casa de estudios de Sonora se encuentre paralizada nada más porque la rectoría no les pagó un día NO laborado a los trabajadores y empleados. Un día no trabajado nada más porque se les hincharon los…pies. Creo que ya es tiempo que a los trabadores de la Unison se les trate como al resto del estado y del país.

 

La Universidad de Sonora es una de las muy pocas instituciones de educación superior del país que estalla huelgas, ni la Universidad Autónoma de México (UNAM) cierras las puertas por huelga. Esto se está haciendo costumbre y en algo muy normal en la Unison, cada año pasa lo mismo. Nada más el año de la reelección del rector Heriberto Grijalva Monteverde no se colocaron las banderas rojinegras en nuestra Alma Mater…Qué lamentable y qué vergüenza para Sonora…Regreso mañana, con el favor de Dios.

 

Compartir.

Deje una respuesta