Busca Toño Astiazarán trato justo para deudores

0

 

 

La certeza de contar con un sistema de información financiera sano, confiable y eficaz, garantizará mejores condiciones a los usuarios de crédito y mejorará el sistema financiero del país, aseguró Toño Astiazarán.

El legislador federal por Sonora presentó el pasado 13 de marzo ante el pleno de la Cámara de Diputados un punto de acuerdo por el que se exhorta a la Condusef a observar el debido cumplimiento para las sociedades financieras, al mandato señalado en el artículo 23 de la Ley para Regular las Sociedades de Inversión Crediticia.

 

Se trata dijo, de cumplir con lo que dicta la ley a fin de sanear el Buró de Crédito y permitir que millones de mexicanos dejen de estar en la “lista negra”, por adeudos muchas veces insignificantes que  les ha impedido ser sujetos de créditos aunque tengan la capacidad de pago.

En su exposición de motivos Toño Astiazarán señaló que 1996, como una medida para promover la cultura del pago y abaratar los costos de los servicios financieros, en la Ley para Regular Agrupaciones Financieras, se creó la figura de las sociedades de información crediticia, conocidas como Burós de Crédito, cuya actividad consistió en integrar y manejar un banco de datos que registre las operaciones activas de las entidades financieras, a fin de contar con el historial crediticio de los usuarios de la banca y demás entidades financieras.

“A 18 años de su establecimiento, el Buró de Crédito se ha constituido como el “gran jugador” del secreto bancario, su base de datos cuenta con información rezagada que urge actualizar, pues la llamada “lista negra” de deudores morosos ha provocado mayores restricciones para otorgar financiamiento por parte de los Bancos”, apuntó.

Precisó que analistas financieros coinciden que la información del Buró de Crédito debe ser confiable, porque hay empresas y personas que ya están al corriente en el pago de sus créditos y aparecen aún como morosos o con problemas de cartera vencida.

Hay casos, señaló, que por atrasarse uno o dos meses en el pago de un adeudo de 30 pesos los usuarios quedan catalogados como personas incumplidas y, por tanto, no son sujetos de crédito.

Detalló que hasta el año 2002 el Buró poseía cerca de 34 millones de registros, de créditos personales otorgados a un universo aproximado de 14 millones de personas y señaló que el 60 por ciento de la información que dispone el Buró es aportada por los Bancos, y el 40 por ciento restante, lo proporcionan tiendas departamentales, empresas telefónicas, empresas automotrices, sociedades financieras y otras empresas comerciales y financieras.

 

Ante esta situación Toño Astiazarán presentó el punto de acuerdo para que la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, observe el cumplimiento de las Sociedades Financieras al artículo 23 de la Ley para regular las sociedades de información crediticia y que sea limpiado el historial de millones de usuarios para que sean consideramos sujetos de créditos y tengan acceso a financiamientos.

 

Compartir.

Deje una respuesta