Cierra enero con 55 homicidios en Sonora

0

 

En Sonora se cometieron 14 homicidios violentos por semana durante enero de 2014, cantidad que supera en un 44% los que se  registraron en el mismo mes durante el año anterior.

En todo el estado, hasta mañana del pasado viernes se tenían contabilizados 55 homicidios, de acuerdo con informes de la Procuraduría General del Justicia del Estado (PGJE).

 

Para quitar la vida a dicho número de personas, en 46 casos se utilizaron armas de fuego, dos asesinatos se perpetraron con arma blanca, cuatro  individuos perdieron la vida a golpes y tres más en situaciones diferentes, entre ellas el estrangulamiento y la incineración.

En los 31 días del mes durante el 2013 la cifra se ubicó en 37 homicidios dolosos, de los cuales 27 se cometieron con  arma de fuego, siete con arma blanca y tres sucedieron en otra modalidad.

 

En porcentajes

Durante el mes anterior el arma de fuego fue el método más recurrido para cometer homicidio en Sonora, se usó en el 82% de los casos.

De las personas que fueron ultimadas, 50 eran del sexo masculino y cinco del femenino; los hombres fallecidos representaron un 91%  de la estadística criminal.

 

Homicidios por localidad

La mayor incidencia del delito se registró en las localidades de Ciudad Obregón, Agua Prieta, Esperanza y Hermosillo; siendo el municipio de Cajeme donde se cometieron más privaciones de vida.

Durante el mes, el personal de la PGJE atendió un total de 12 homicidios en Ciudad Obregón,  seis en Esperanza y dos en la comisaría Pueblo Yaqui, localidades pertenecientes a Cajeme; los 20 asesinatos suman el 36 % del total de los cometidos en Sonora.

Agua Prieta se ubicó en segundo lugar en incidencia, al registrarse en dicha localidad en menos de tres días ocho muertes violentas; en los hechos se utilizaron solamente armas de fuego.

La tercera posición es para Hermosillo, donde se contabilizaron cinco muertes violentas, una de ellas cometida en la Comisaría Miguel Alemán y el resto en el casco urbano.

Del total de casos, en tres se utilizaron armas de fuego para segar la vida de las víctimas, las cuales eran del sexo masculino.

 

Los otros dos homicidios fueron por incineración; las víctimas eran del sexo femenino, una de ellas de cinco años; ocurrieron en hechos distintos.

 

Compartir.

Deje una respuesta