EDITORIAL

0

 

Según cifras de la Confederación Patronal de la República Mexicana, conocida como Coparmex, la economía formal tiene anualmente pérdidas por 75 mil millones de pesos, a causa de la delincuencia.

Los principales delitos de que son víctimas son el secuestro y la extorsión, según señaló el presidente del organismo patronal en el país, Juan Pablo Castañón, quien además, manifestó que el último delito se ha diseminado en gran parte del territorio nacional.

Incluso, precisó, que la extorsión por el cobro de “derecho de piso” afecta a más de la mitad del país, todo ello en perjuicio de más de 260 mil empresas que operan en nuestro país.

 

Según manifestó, las pérdidas de 75 mil millones, afecta tanto la generación de empleo, así como la reinversión y desarrollo del sector en el país.

Cabe señalar, que además de los secuestros y la extorsión, también se ven afectados por los asaltos y robos hormiga, lo cual ocurre a lo largo y ancho del país.

Y es aunque para muchos la violencia está concentrada en sólo algunos estados, como Michoacán, Oaxaca, Guerrero y Tamaulipas, por citar sólo algunos, lo cierto, es que  lo relacionado con asaltos, extorsiones y sobre todo, el robo hormiga, es generalizado en todo el país.

Tan sólo el robo hormiga o de “farderos” ocasiona pérdidas millonarias cada año al sector comercial, y muchos creen que el apropiarse de un jugo, galletas o cualquier otra “chuchería”, no afecta a un sector.

Sin embargo, esos jugos, golosinas, frituras, aunado al robo de productos de belleza, higiene, salud y hasta ropa o juegos de video y música, dejan pérdidas por decenas de millones de pesos en ese sector que es generador de empleo.

Ni qué decir de la presencia de los “salteadores” de caminos, o bien, los extorsionadores y secuestradores, por lo que las autoridades deben de reforzar las acciones tendientes a dar seguridad, no sólo a ese sector, sino a todos los habitantes de este país.

A todos nos interesa y nos urge una pronta solución al problema de la delincuencia por parte de los gobiernos municipales, estatales y federal, ya que la principal problemática que ve la ciudadanía, es precisamente la falta de seguridad en su entorno.

De tal manera, que de acuerdo a especialistas, el tema de seguridad será el principal para este año que estamos iniciando, porque de nada servirán las reformas recientemente aprobadas, porque si no hay garantías para el inversionista, no se arriesgarán a abrir nuevas empresas o a invertir más en las que ya tienen.

 

Y en el peor de los casos, las firmas ya establecidas pueden optar por buscar países que generen más seguridad en sus inversiones, lo cual afectaría aun más la ya muy afectada economía mexicana.

 

Compartir.

Deje una respuesta