Empatan Pumas y Puebla a dos goles

0

 

 

Los Pumas de la UNAM dejaron ir una ventaja de dos goles luego de que en el segundo tiempo los de Puebla aprovecharon varios de sus errores para igualar los cartones, en el inicio del Torneo Clausura 2014.

 De los refuerzos anunciados por los universitarios, solo Daniel Ludueña apareció de arranque y Leandro e Ismael Sosa en la banca. Mientras Diego Lagos y Dante López vieron el partido en el palco, porque el pase internacional de ambos no ha llegado.

 

Sin embargo, ya se puede ver lo que pretenderá José Luis Trejo, el entrenador jugó 5-2-3, con Palacios, García y Velarde como centrales, Van Rankin y Campos como carrileros, Romagnoli y Cabrera en la contención y Cortés, Ludueña y Bravo en ataque. Un cuadro que en el primer tiempo arrojó buenas sensaciones.

Universidad arrancó con el pie en el acelerador, buenas combinaciones que le permitieron llegar al área de Villalpando. Pumas apretaba a Puebla que no lograba tener la pelota y algunos de sus avisos fueron bien controlados por Alejandro Palacios. Cortés, Cabrera, Ludueña, Bravo y Campos tenían buena presencia ofensiva. Y entonces llegó el primer gol.

Por la banda izquierda, Campos mandó un pase que Bravo bajó con el pecho, el argentino se perfiló hacia el área y ahí fue derribado por Nicolás Ruvalcaba. El mismo Martín tomó la pelota y cobró el penal con determinación para poner en ventaja a los universitarios al 18’. Pero con el error del árbitro, Erick Miranda, que no expulsó al defensa poblano. 

El mismo Bravo fabricó la acción del segundo gol. Por izquierda, Martín mandó un centro que Van Rankin bajó con el pecho, Villalpando despejó el balón que le cayó a Romagnoli, quien lo golpeó de media distancia, el tiro de Roma fue desviado por Bravo a las afueras del área y la pelota acabó en el fondo.

En la segunda mitad Puebla, Romano hizo más agresivo a su equipo y se fueron acercando con más constancia al área universitaria.

Pumas acariciaba la victoria. Pero en el último minuto, en una salida, Romagnoli retrocedió mal la pelota, Alustiza la tomó y disparó bombeado para vencer a Palacios. En Pumas nadie enfrió el partido y llegó otra falla grande. Cabrera, en medio campo, retrasó mal el balón para Velarde, la pelota fue larga y acabó siendo un pase filtrado para Alustiza, quien entró al área, Alejandro Palacios salió y se encogió, pero Matías chocó su pie con la cadera del portero, el árbitro, en su segundo yerro, la compró y marcó el penal que convirtió Carlos Sánchez en tiempo de compensación.

 

El empate fue mucho castigo para Universidad, bien merecido por errores propios y de gente con experiencia, además de los arbitrales. 

 

Compartir.

Deje una respuesta