Denuncian jóvenes agresión de policías

0

 

 

La Comisión Estatal de Derechos Humanos investiga la agresión contra dos jóvenes hermosillenses por parte de agentes de la Policía Municipal de Hermosillo quienes además de ser golpeados, fueron exhibidos públicamente como presuntos culpables violando sus derechos a la honra y a la privacidad de sus datos personales.

En un comunicado se informó que el presidente de la CEDH Sonora, Raúl Ramírez Ramírez, sostuvo reunión con las víctimas y con familiares para conocer el caso e iniciar con la integración del expediente de queja que aunado a las lesiones físicas que presentan, se desprenden otras emocionales, psicológicas y aquellas que trastocan la presunción de inocencia, toda vez que sin que se haya demostrado su culpabilidad fueron exhibidos ante los medios de comunicación como agresores y personas antisociales.

 

El Ombudsman sonorense precisó que investigará a fondo las acusaciones que las presuntas víctimas hacen hacia agentes de la Policía Municipal de Hermosillo, y resaltó que no puede aventurarse y prejuzgar sobre una conducta impropia y abusiva por parte de los agentes de Seguridad Publica.

Sin embargo, lamentó que aún prevalezcan casos de abuso de autoridad y actos que transgreden la dignidad humana ya que de ser cierto los hechos denunciados como exponen los quejosos, los policías municipales utilizaron además de la fuerza pública un aparato eléctrico conocido como “chicharra” el cual aplicaron en partes nobles para someterlos.

En la queja, las víctimas describen que los agentes de la Policía Municipal irrumpieron violentamente a su domicilio en la colonia Sahuaro, en búsqueda de un teléfono celular con el cual la hermana de la víctima había grabado las agresiones de los agentes, por lo que les destruyeron sus teléfonos celulares.

Al tiempo de aclarar que un agente de la Policía Municipal resbaló en la banqueta y argumentó que había sido agredido por los quejosos, lo que generó que se realizara un operativo policíaco que ingresó a la vivienda de una de las víctimas para detenerlo.

Cabe señalar que los policías municipales además apuntaron con sus armas a las personas de la tercera edad que viven en el domicilio de los quejosos.

Así mismo, denuncian que los agentes municipales les quitaron de su cartera la cantidad de cinco mil pesos y el celular de la hermana de la víctima con la que presuntamente grabó la agresión, describiendo en la queja que además del robo del que fueron víctimas, tuvieron que conseguir dinero para pagar la fianza por la falsa acusación del que fueron objetos.

Ante el particular, el Ombudsman sonorense lamentó que las autoridades aún sigan brindándole valor probatorio pleno a los partes informativos de los agentes aprehensores sin brindarles una adecuada oportunidad de defensa a los presunto implicados, ya que los deja en completo estado de indefensión y con una carga negativa que contrario a los lineamientos nacionales e internacionales sobre derechos humanos debe reinar donde se privilegie la presunción de inocencia y se otorgue credibilidad a los ciudadanos que han sido víctimas del abuso del poder.

La CEDH Sonora condena que las autoridades a quienes son remetidos los presuntos infractores pasen por alto las lesiones visibles que presentan a quienes ponen a su disposición y omitan levantar la denuncia de hechos correspondientes e indagar sobre las afectaciones físicas que presentan los mismos, fortaleciendo así la impunidad y dando amplio margen y protección al abuso del poder en los agentes aprehensores.

 

 Ante esta denuncia, el Visitador General a cargo de la investigación ya se puso en contacto con el supervisor general de la Policía Preventiva y Tránsito Municipal de Hermosillo a fin de allegarse de los elementos necesarios para la investigación y la búsqueda de una solución al conflicto planteado.

 

Compartir.

Deje una respuesta