Envían a casa a niña arrollada por policía

0

 

La niña que fue atropellada por un agente de la Policía Municipal el pasado 18 de noviembre, fue dada de alta pero deberá permanecer un  mes y medio más en cama, pues no fue operada de las múltiples fracturas que presenta.

Blanca Estela Cruz Salazar, madre de la menor, reveló que las penurias para la niña y la familia aún no concluyen y por lo menos tardarán un mes y medio más.

“Mi hija ya está en casa pero no puede moverse, no se puede levantar, así deberá estar por  lo menos mes y medio debido a que  no fue operada de las fracturas y se estima que en ese tiempo sus huesos se compacten o junten de nuevo”, detalló.

 

Karen Elizabeth siempre ha estado consciente, no sabe a ciencia cierta la gravedad de sus lesiones, y muestra estados de ánimo muy cambiantes, agregó.

“La vemos sonreír, a veces muestra un excelente estado de ánimo y repentinamente le afectan crisis de tristeza y  esos momentos de decaimiento  también nos afecta de gran manera a los padres”, apuntó.

La mujer añadió tener esperanza de que al culminar el periodo mencionado, la menor pueda sentarse y posteriormente levantarse.

“Los médicos me dijeron que probablemente tendríamos que enseñarla a caminar nuevamente y después de eso ella (la niña) tendría que practicar la natación como terapia.

“Por el momento está a dieta blanda, comiendo caldos y sopas, está usando pañal y recibe la visita de los médicos, lo cual no sé si vaya a costarnos algo o esté cubierto por el seguro de la patrulla”, dijo.

Situación económica difícil

Los padres de Karen Elizabeth Ramírez Cruz se encuentran desempleados  y la situación económica se ha tornado difícil.

“Hemos sobrevivido por ayuda económica que nos han dado familiares y amigos; nos quedan un poco de despensa; el problema es que no podemos emplearnos porque debemos estar al cuidado de Karen”, manifestó Blanca Estela.

 

Las personas que deseen ayudar económicamente a Karen Elizabeth y a su familia pueden hacer sus depósitos en la cuenta 5177 1262 1901 5699 de Banamex, a nombre de Octaviano Ramírez Apodaca, padre de la menor.

 

Compartir.

Deje una respuesta