En Pocas Palabras

0

 

Estará difícil la “cuesta de enero” a causa de tantos incrementos en impuestos y productos

La situación económica de las familias que radican en los 72 municipios de Sonora no está como para subirles los impuestos en el 2014, tal como se pretende, por lo que deberán de estar muy “buzos” los 33 diputados que conforman el Congreso del Estado. En Hermosillo, al igual que el resto del país, como cada inicio de año se registrarán aumentos en impuestos y servicios. Por ejemplo, se propone una alza del cinco por ciento en el alumbrado público y tres pesos en los estacionómetros.

 

El Cabildo de Hermosillo aprobó el pasado sábado un Presupuesto de Ingresos para el Ejercicio Fiscal 2014 de 3 mil 953 millones 832 mil 256 pesos, en donde se contempla un ajuste a la tarifa del agua de 3.5 por ciento… En 2007 el alcalde Ernesto Gándara Camou incrementó la tarifa en un 10 por ciento, mientras que en 2010, Javier Gándara las subió un 15 por ciento y, en 2013, Alejandro López Caballero las incrementó en un 50 por ciento…Ahora entrando el 2014, habrá un ajuste inflacionario del 3.5 por ciento.

El alcalde López Caballero dijo que se están pasando de “buena gente”, ya que el Instituto Sonorense de Auditoría y Fiscalización (ISAF), les sugirió un incremento en las tarifas de agua de un siete por ciento, pero que no se aplicará y solo se ajustará a las alzas inflacionarias, que se espera sea de un 3.5 por ciento…Siempre las que sale más amoladas con estas alza son las clases populares, porque no tienen con quién desquitarse y pagan impuestos tras impuestos. Son los últimos consumidores.

Un abarrotero del barrio de San Benito, en donde nací con partera hace algunos años, decía cuando se le preguntaba sobre los incrementos en los impuestos y productos, que ellos no eran los afectados, porque mientras hubiera “quite con desquite” no pasaba nada…Lo que quería decir,  Máximo Noriega, del meritito Huépac, que si les subían los impuestos y el precio de los productos, ellos hacían lo mismo; los únicos afectados eran los últimos compradores… Y tenía razón.

Los comerciantes cuando a ellos les suben los impuestos de inmediato incrementan los precios de todos sus productos y servicios, porque siempre buscan ganar y ganar, no sacrifican un solo centavo. Son los responsables – en su gran mayoría -, de no dejar que las familias sonorenses salgan del “bache” en que se encuentran, por más sacrificios que estas hagan…Por eso está desapareciendo la clase media y se están quedando las clases altas y bajas. Los ricos y los pobres.

 

Hermosillo, una ciudad para vivir con tranquilidad y en santa paz familiar

Dentro de lo positivo para Hermosillo, es que fue reconocida a nivel nacional como una Ciudad Sustentable en donde se puede invertir, desarrollarse, estudiar, vivir y tener las mejores condiciones de vida…Esta distinción lo otorgan el Instituto de la Competitividad (IMCO), Infonavit y el banco Banamex, que reconocen que la capital de Sonora es ideal para vivir bien…Creo que tienen razón, porque persona que llega a Hermosillo ya no se quiere ir, es más, ya no se van.

De cualquier lugar del estado o del país, incluso del extranjero, que lleguen los visitantes a Hermosillo, ya no se quieren ir y deciden quedarse por el resto de sus vidas. Ejemplos hay muchos que no me dejarán mentir y avalarían la distinción hecha a la bella capital sonorense, con todo y escasez de agua que se tiene… porque todavía se tiene. De hecho han vuelto los tandeos y muchos vecinos se han dado cuenta de la falta del vital líquido en sus hogares y negocios.

El Premio que ganó Hermosillo es de Ciudades Sustentables y será recibido por el alcalde Alejandro López Caballero mañana martes, en Mérida, Yucatán, por lo que el  buen Cano anda loco de contento. Esto es para sentirnos orgullosos todos los hermosillenses…En esta competencia participaron municipios con más de 500 mil habitantes y se tomaron en cuenta las condiciones de vida, los proyectos que se tienen en materia social y en  materia de infraestructura básica.

Lo que sea de cada quien, en Hermosillo se vive bien y a gusto, hay trabajo y solo no trabaja el que no quiere hacerlo. Lo que le falta, creo, son buenos salarios. Las empresas no pagan lo que deberían de ganar sus trabajadores y empleados, que siempre andan a la “cuarta pregunta”. Por lo demás, la gente pasea en forma tranquila por las calles de la capital, porque no se registra la violencia que sufren otras capitales de los estados…Es una buena ciudad para vivir tranquilo.

 

En lo político, es una ciudad plural en donde los candidatos de los diversos partidos políticos tienen posibilidades de ganar una elección…Hasta ahora ha tenidos acaldes de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN), pero existe mucha presencia de otros  de la izquierda mexicana que ya no tardan en dar el estirón, posiblemente en las próximas elecciones de 2015…Hasta aquí los cometarios de hoy, regreso mañana, con el favor de Dios.

 

Compartir.

Deje una respuesta