Es José Fernández Novato del Año

0

 

El lanzador cubano José Fernández, de los Marlins de Miami, fue electo Novato del Año de la Liga Nacional, anunció el lunes la Asociación de Escritores de Béisbol de América (BBWAA, por sus siglas en inglés) en un programa especial de televisión.

Fernández superó en las votaciones a su compatriota Yasiel Puig, de los Dodgers de Los Ángeles, y a Shelby Miller, de los Cardenales de San Luis.

El derecho de 21 años nacido en Santa Clara, Cuba, recibió 26 votos de primer lugar, para convertirse en el tercer cubano que gana el premio de Novato del Año y el primero en la Liga Nacional. El pinarense Tony Oliva conquistó el galardón en 1964 y José Canseco en 1986. Puig, de Cienfuegos, quedó segundo con cuatro votos de primer lugar.

 

“Significa mucho para mí que me comparen con esos peloteros”, dijo Fernández. “No estoy seguro de que yo hubiera nacido siquiera cuando ellos jugaban. Pero seguro, he escuchado antes sus nombres, e hicieron cosas muy buenas en el béisbol… Todos los niños en Cuba juegan al béisbol”.

Fernández, quien cumplió 21 años en medio de su primera temporada en las ligas mayores, tuvo marca de 12-6, efectividad de 2.19 y ponchó a 187 bateadores en 172.2 entradas en su debut con los Marlins. El derecho, que fue convocado al Juego de Estrellas, es uno de los tres finalistas para el Premio Cy Young de la Liga Nacional, que será anunciado el miércoles.

El lanzador es el cuarto jugador de los Marlins que consigue el galardón en 11 años. Chris Coghlan lo obtuvo en 2009, el dominicano Hanley Ramírez le siguió en 2006 y Dontrelle Willis se lo llevó en 2003.

Después de que los Marlins se deshicieron de sus principales astros, a finales del año pasado, Fernández representó una de las pocas buenas noticias en la temporada de Miami, que tuvo una foja terrible de 62-10.

Aunque están por verse las consecuencias reales de la medida del gobierno cubano, algunos esperan que ésta derive en la llegada de más peloteros de ese país a las mayores.

El nombramiento de Fernández, quien desertó de Cuba en 2008, llega en el año en que el gobierno de la isla anunció que aprobará la contratación de sus deportistas en ligas extranjeras y prometió un sustancial aumento en los pagos a los atletas, un nuevo paso en su coqueteo con el deporte profesional.

Seleccionado en el 14to sitio durante el draft, tras cursar la secundaria en Tampa, Florida, jamás había lanzado en una categoría superior a la Clase A antes de esta temporada. Se le iba a enviar a la sucursal de la Doble A en Jacksonville, luego de la pretemporada, cuando las lesiones abrieron dos huecos en la rotación de Miami.

Fue una adición inesperada al roster, y el lanzador más joven de las mayores en el día del juego inaugural.

“No planeaba siquiera estar en las Grandes Ligas”, dijo.

Las sorpresas no han cesado dentro y fuera del diamante. Un día antes de ganar el premio, Fernández se reencontró con su abuela en Florida, gracias a la ayuda de su abogado.

“Llegó de la nada”, dijo. “Yo no tengo idea de cómo ocurrió”.

Ahora, la abuela puede visitarlo por unos días y verlo jugar en las mayores.

“Estoy muy emocionado por esto”, dijo el serpentinero.

 

El único lanzador que ha conquistado ambos premios en la misma temporada es el zurdo mexicano Fernando Valenzuela, de los Dodgers de Los Angeles, en 1981.

 

Compartir.

Deje una respuesta