EDITORIAL

0

 

De acuerdo con reportes de expertos financieros, la desaceleración económica ha ocasionado que los consumidores no respondan a las ofertas que periódicamente realizan las cadenas de tiendas de autoservicios, muchas de ellas trasnacionales.

Según señalaron voceros de una Casa de Bolsa en el tercer trimestre de este año, las cuatro principales cadenas de este tipo de establecimientos reportaron una caída en promedio de 3.6 por ciento, aunque hubo otras que si tuvieron ligeros incrementos en sus ventas.

 

Sin embargo, para el próximo Buen Fin, que busca competir con el llamado Viernes Negro de Estados Unidos, así como con motivo de la temporada navideña, se estima que las ventas en cadenas comerciales se incrementen, para lo cual se pondrán promociones que incluirá el pago de productos a meses sin intereses. 

Cabe señalar que precisamente para apoyar a las empresas y supuestamente a los trabajadores para el próximo 13 de noviembre se prevé que los burócratas  afiliados a la Federación Sindical de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE) reciban un adelanto equivalente al 50 por ciento de su aguinaldo.

Como sabemos, tradicionalmente los trabajadores gubernamentales, reciben el pago de esa prestación el 30 de noviembre, a diferencia del resto de los empleados, que generalmente les pagan el 15 de diciembre y a algunos hasta el 20 de diciembre, cuando vence el plazo para entregar ese derecho.

Sin embargo, a fin de que aprovechen las promociones que los comerciantes realizarán en el llamado Buen Fin, que se desarrollará del 15 al 18 de noviembre, les adelantarán el pago del 50 por ciento del aguinaldo y la otra parte se entregará en la fecha establecida normalmente, como señalamos el 30 de noviembre.

Naturalmente, que esto es muy conveniente para los comercios, empero, que la recomendación que están realizando, es que se analice muy bien en qué se va a gastar el aguinaldo y no se realicen compras innecesarias.

Hay que recordar que se avizora un inicio de año bastante conflictivo en materia económica, tanto para empresas como para trabajadores, por lo que lo recomendable es pagar deudas y de ser posible dejar un “colchón” para las épocas difíciles, algo que vemos prácticamente imposible, pero esa es la recomendación.

 

Claro, cada quien conoce muy bien sus necesidades y tiene más que pensado a que destinará el aguinaldo, sin embargo, insistimos, no está de más, revisar de nuevo ese listado y sobre todo no dejarse ir por falsas promociones, que a la vuelta de los meses hacen que nos arrepintamos de las decisiones tomadas.

 

Compartir.

Deje una respuesta