EDITORIAL

0

 


México tiene un grave problema de salud con el crecimiento de la población obesa y enferma de diabetes, debido a la ingesta de comida chatarra, bebidas gaseosas y sobre todo, a la falta de ejercitación.

Pero además, los mexicanos tenemos la “fama” de ser desordenados por naturaleza y de desviarnos rápidamente de nuestros objetivos, es decir, somos “distraídos”, por decirlo de alguna manera.

 

De ahí que es común cada inicio de año o cuando se acerca la época de vacaciones muchos de nuestros amigos, conocidos, familiares y hasta nosotros mismos, nos fijemos como meta “ponernos a dieta”, sin embargo, luego de dos o tres días, se nos olvidan nuestros objetivos, o decidimos darnos “un lujito” o rompemos el necesario régimen.

Pero también hay aquellos que creen que por comprar productos “light” se puede abusar de su consumo, sin embargo no es así, de ahí que la Comisión Federal para la Protección contra Riegos Sanitarios, impulsará una nueva estrategia regulatoria en materia de etiquetas en los productos.

Asimismo y a fin de contribuir en las acciones de combate al sobrepeso, obesidad y diabetes, se implementarán restricciones a anuncios de comida chatarra en la televisión, que en muchas ocasiones son los causantes de que se nos antojen, ya que para eso están diseñados y corremos a la tienda o a la cocina a atiborrarnos de comida poco saludable.

Por ello a más tardar en dos meses México estrenará esa regulación, que colocará al país a la vanguardia en el entorno mundial, a fin de proteger a la población, desde los niños hasta los adultos mayores.

Entre estas medidas está en mejorar las condiciones del etiquetado frontal de los productos procesados, tanto alimentos como bebidas, para señalar de manera clara el contenido calórico del artículo de acuerdo con la ingesta diaria.

Por ejemplo, en el caso de los refrescos de 355 mililitros se indicará que contiene 149 calorías, que representan el 41 por ciento de lo correspondiente a la ingesta diaria de azúcar.

Esperemos que esta estrategia rinda frutos porque ya hemos visto que en el caso de los cigarros se colocaron fotografías por demás desagradables en las cajetillas, sin embargo, los fumadores continúan comprándolos.

 

En materia de publicidad aquellos alimentos que tienen poco contenido nutritivo tendrán horario para publicitarse en la televisión, y será en horas en que los niños no la estén viendo para que no lleguen sus mensajes a esos grupos de edad … Habrá que ver los resultados…

 

Compartir.

Deje una respuesta