Inmortalizan reconocimiento de la Unesco

0

 

 

Tras recibir de la Unesco el nombramiento de Patrimonio de la Humanidad por su valor natural excepcional, sus paisajes y su biodiversidad, el Gobernador de Sonora Guillermo Padrés y el Secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Juan José Guerra Abud, develaron la placa conmemorativa en el Centro de Visitantes “Shuk Toak” de El Pinacate y el Gran Desierto de Altar.
En este encuentro enmarcado en la Semana Nacional de la Conservación y teniendo como punto de encuentro la Reserva de la Biósfera de El Pinacate, Padrés y Guerra Abud entregaron además el “Reconocimiento a la Conservación de la Naturaleza 2013” en sus diferentes categorías e inauguraron la Museografía Interactiva alusiva a la flora y fauna que habita en este enigmático sitio cuyas imágenes han sido admiradas en todo el mundo.

El Gobernador Padrés recordó que fue el 26 de junio de este año cuando la Unesco incluyó a este lugar dentro de la lista de Patrimonio Mundial por su extraordinaria concentración de fenómenos volcánicos, extensos campos de dunas, gran biodiversidad de flora y fauna, por lo que invitó a todos a cuidar y preservar este sitio al que consideró como una bendición y refrendó el interés de trabajar en conjunto con la Federación para seguirlo preservando.
“El Estado de Sonora tiene mucho porqué dar gracias. Hemos sido bendecidos por la naturaleza y esa bendición conlleva la responsabilidad de cuidarla, de conservarla y de rescatarla”, señaló Guillermo Padrés. 
Por su parte el Secretario de Semarnat, Juan José Guerra, señaló que “Este reconocimiento otorgado por la UNESCO a la Reserva de la Biósfera El Pinacate y el Gran Desierto de Altar es un orgullo para México pero en particular para Sonora”.
La inclusión de la Reserva de la Biósfera El Pinacate a la lista de Patrimonio Mundial confirma el valor universal excepcional de este bien natural que merece protección para el beneficio de toda la humanidad, agregó. 
“Quiero decirles que cuenten con nosotros, con el Gobierno del Estado para seguir implementado los programas pero también haciendo las inversiones necesarias para cuidar el medio ambiente, estamos convencidos que ese es el camino, trabajando juntos la Federación, Estado y Municipio”, refrendó Padrés ante la presencia de integrantes de la Tribu Tohono O’odham.
La placa develada por Padrés y Guerra Abud, que conmemora el nombramiento como Patrimonio Natural de la Humanidad, de este sitio se encuentra a la entrada del Centro de Visitantes “Shuck Toak”, que en pápago significa “cerro negro”.

Al término del recorrido por el Museo el Gobernador de Sonora y el representante del Gobierno Federal realizaron un sobrevuelo por el área de la Biósfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar, que se ubica entre los municipios de Puerto Peñasco y Sonoyta.

 

Compartir.

Deje una respuesta