Proliferan baches en la Olivares, piden vecinos recarpeteo de calles

0

 

A pesar de ser una colonia de mucha antigüedad en Hermosillo, y de estar ubicada en una zona muy céntrica, la Olivares es un sector donde existen diversas problemáticas urbanas que preocupan a los vecinos, como la proliferación de baches y el vandalismo.

 

La colonia está pavimentada en su totalidad, sin embargo, además del deterioro que ya existía, las pasadas lluvias provocaron severos daños en algunas calles.

 

Al realizar un recorrido, se encontró que personal del Ayuntamiento trabaja realizando labores de bacheo en los alrededores, pero, a consideración de los vecinos, algunas calles necesitan ser recarpeteadas en su totalidad.

Mientras tanto, otros de los problemas que existen en la colonia, tienen que ver con negocios que causan molestias a los vecinos, casas abandonadas, vehículos abandonados en la vía pública, mala utilización de los espacios públicos, así como problemas de vandalismo.

 

Casas y vehículos abandonados 

En el recorrido, se encontró que, en diferentes puntos,  existen casas abandonadas, las cuales se han vuelto una molestia para los vecinos, y es que al permanecer deshabitados,  estos lugares se convierten en un foco de infección debido a la presencia de maleza y basura.

Tal es el caso de una vivienda abandonada que se ubica en la esquina de las calles Manuel I. Loaiza y  Juan José Aguirre, de dicha colonia, en la cual se observa zacate con gran tamaño.

“Es un problema porque nadie se hace responsable de limpiar, ya tiene mucho tiempo así, y ese cochinero nos afecta a quienes vivimos aquí a un lado, el zacate hace que salgan muchos animales”, mencionó una de las vecinas.

Por otro lado, otra de las situaciones que se observan, es la presencia de vehículos abandonados en la vía pública, lo cual afecta la imagen urbana, además de que, en algunos casos, se complica el tránsito por la obstrucción de los espacios.

Aunque el municipio tiene un programa para identificar estos casos, al parecer el monitoreo que se realiza no es efectivo parea detectarlos, y, de igual manera, parece que no se están atendiendo oportunamente las denuncias de los ciudadanos.

 

Existen problemas de vandalismo

Aunque no es considerada como una colonia con alto índice delictivo en la ciudad, los vecinos de la colonia Olivares no se escapan de ser víctimas del vandalismo; los habitantes exponen que si hay gente de mal vivir que merodea la zona y que de repente se presentan robos, tanto en las viviendas, como hacia los automóviles.

“No es de todos los días, pero si roban aquí en la colonia, más que nada en los negocios, a veces se meten y se llevan todo”, dijo Miguel Monge, quien vive junto a un negocio de piezas electrónicas.

Por otra parte, el problema del grafiti también se hace presente en los alrededores de la colonia, las pintas de quienes delinquen con esta práctica se hacen ver tanto en domicilios particulares como en establecimientos comerciales.

Así mismo, otra de las denuncias que hacen los vecinos referente al tema de la seguridad, es el problema que se está suscitando en el parque Copacabana, donde algunos jóvenes aprovechan la obscuridad de la noche para drogarse.

“A veces anda uno aquí caminando y se desprende un fuerte aroma a mariguana, ya lo agarraron como sitio para drogarse, y eso no está bien, aquí es un lugar familiar, hay muchos niños”, señaló una vecina que acude casi a diario al parque.

Piden que las autoridades estén más pendientes de la situación, pues al parecer, esta situación se viene dando desde hace tiempo atrás, sin que nadie pueda poner un freno a estas personas.

 

Denuncian contaminación por parte de carpintería 

Otra de las problemáticas que se encontraron en la colonia Olivares, es una que se deriva de la operación de una carpintería, ya que, a decir de las vecinas, de dicho negocio, diariamente se desprende un fuerte aroma a pintura, además de polvo que genera el trabajo de la madera.

Dicha carpintería se ubica en el número 54 de la calle Benjamín Hill, entre Michoacán y José S. Healy, de la misma colonia.

Carlota Hinojosa Figueroa, quien vive junto a este negocio, dice tener que vivir soportando el fuerte aroma a thiner, sin que las autoridades hayan podido hacer nada hasta la fecha.

La vecina, comenta que la carpintería se abrió desde el 2007, y que desde entonces empezaron a  tener problemas de salud, por que han denunciado, en  innumerables ocasiones,  el caso ante las autoridades municipales.

La señora Hinojosa, mostró a Periódico Entorno dos documentos, mediante los cuales, en igual número de ocasiones, han hecho llegar al ayuntamiento de Hermosillo una denuncia por escrito sobre el caso.

Según manifestaron, a raíz del último escrito que enviaron a la actual administración, se procedió contra la carpintería y se colocaron lo sellos de suspensión, sin embargo, el negocio ya está funcionando nuevamente, y en las mismas condiciones.

Las afectadas piden que las autoridades municipales retomen el caso, y que se solucione de una manera definitiva el problema. Indican que el propietario del negocio quebrantó los sellos de la suspensión, y que aun así las autoridades abandonaron el caso.

“Las autoridades tiene leyes y no las aplican, no es justo, tenemos muchos años con el mismo problema, y no es justo que nos tengamos que ir de aquí nomás por este problema”, exclamó Carlota Hinojosa.

 

Consideró que si existen normas que deben cumplir los negocios, que no es posible que las autoridades no puedan exigir que se cumplan.

 

Compartir.

Deje una respuesta