Hablando Franco

0

 

De nuevo Sonora está en la mira nacional

El suicido de un estudiante de Secundaria acosado por sus compañeros, así como la muerte de un jornalero originario de Chihuahua por fuera del Hospital General de Guaymas, en donde presuntamente se le negó atención médica, lamentablemente han colocado a Sonora en el escenario nacional.

Y es que como sonorense, nos gusta que nos mencionen por nuestros logros en materia económica, educativa o deportiva, pero no por este tipo de hechos bochornosos y lamentables.

 

Toda muerte, como lo hemos señalado en anteriores ocasiones, es dolorosa, pero más cuando se trata de un jovencito, en este caso un muchacho de 15 años, con todo un camino por recorrer y millones de cosas por realizar.

Sin embargo, esta vida se cortó, tal vez por la desesperación del jovencito quien no vio más opción que escapar por la puerta falsa, para salir del acoso o bullying en que se encontraba, pese a que contaba con el apoyo de su familia para salir adelante y además, había sido canalizado a trabajo social en la Escuela Secundaria General número once, en donde estudiaba.

¿Qué hay que hacer?, ¿quién es el responsable?, ¿porqué tomó esta decisión?, son preguntas que seguramente muchos de nosotros nos haremos, sobre todo su familia, y que lamentablemente no tendrán una respuesta que nos deje tranquilos.

Pero lo que se debe de buscar es que este tipo de situaciones no vuelvan a ocurrir, que ningún niño o joven, y por supuesto, ningún adulto, tome la decisión de quitarse la vida porque no vea otra forma para salir de lo que consideran es un problema sin solución, ya que, como ya lo hemos señalado, lo único que no tiene solución es la muerte.

En el caso de Guaymas, el caso del jornalero muerto en el patio del Hospital General ha ocasionado la condena de la sociedad, ya que existen audios y videos tanto de él como del director del nosocomio, en donde se admite que no hubo atención médica por falta de recursos, tal y como se informó en los periódicos Entorno Informativo y El Vigía.

Cabe señalar que ya el gobernador Guillermo Padrés, advirtió que se investigarán ambos casos y que de encontrarse a funcionarios responsables, se les castigará… Así que avisados están.

Se consumen 310 litros de refrescos en casa hogar del país

Cuando vemos cifras sobre el consumo de refrescos en el país, entendemos porqué estamos como estamos y también el porqué los empresarios están poniendo el “grito en el cielo” con el impuesto que contempla la Reforma Hacendaria a fin de tratar de disminuir la ingesta de las bebidas que lo único que causan es daño a la salud y al bolsillo.

Para tener una idea, un monitoreo efectuado por la firma consultora Kantar Worldpanel, el consumo de refrescos en México representa casi la mitad del total de las compras en general.

Además, los mexicanos desembolsan en promedio anualmente cuatro mil 590 pesos en bebidas y de este monto, dos mil 216 pesos son destinados a la compra de los refrescos o sodas como las conocemos aquí.

El estudio detalla que anualmente se compran 310 litros de refresco en cada hogar, lo que representa el once por ciento del gasto en productos de consumo masivo.

Lamentablemente y pese a los señalamientos que reiteradamente realizan autoridades de salud, el 81 por ciento del refresco que se consume es de cola y apenas el dos por ciento es “light”.

De ahí que es natural que los empresarios de la industria refresquera estén “parados de pestañas” ante la posibilidad de que vayan a disminuir sus ganancias y argumentan que la ingesta de las dos o tres  cucharadas de azúcar que ingerimos en cada refresco para nada contribuyen a la obesidad de la población mexicana y tampoco en el crecimiento de la incidencia de diabetes… Usted sabrá si les cree.

 

 

Correo electrónico [email protected]

 

Compartir.

Deje una respuesta